Reserve su estancia

TODAS LAS SUITES TIENEN BALCÓN AMUEBLADO

 

DISFRUTE DEL ENTORNO DE POLLENÇA EN PUERTO AZUL SUITE HOTEL

Cicloturismo: Muchos de nuestros clientes son amantes de la bicicleta, que pueden dejar en un parking seguro, cerrado y videovigilado (con capacidad para más de 300 unidades). Nuestro hotel está preparado para facilitar al máximo sus rutas en bicicleta por la zona. Además, podrá hacer cualquier ajuste o reparación en los bancos de trabajo. Para su comodidad, disponemos de sala de lavado y secado de ropa. Si nunca ha ido en bicicleta por la isla, también podemos asesorarle en rutas cicloturísticas de la zona. También disponemos de bicicletas de alquiler, tanto profesionales como de paseo y de asistencia técnica ciclista especializada. 

Ornitología: El avistamiento de aves en la Serra de Tramuntana (Patrimonio Mundial de la Unesco), es también posible en los alrededores del hotel. Las temperaturas templadas de todo el año, hacen que en toda la Serra de Tramuntana puedan observarse más de 65 especies distintas entre las que destaca el voltor balear. La Gola, l’Albufereta, el Valle y Cala de Boquer o la Cala de Sant Vicenç son lugares en los que puede observar el Cormorán, Ruiseñor o los Halcones de Eleonor ...

Senderismo: pasear por el bosque. Cansar el cuerpo para descansar la mente. Sea cual sea su motivo para caminar, en la zona de Pollença hay mil opciones como subir al Puig de María o al Calvario con sus 365 peldaños. Puede recorrer el camí Vell de Lluc, que le llevará al Santuari de Lluc. Puede seguir el curso de algunos torrentes, para acabar en el Valle de Marc y los Molinos de Llinars. O puede aprovechar y hacer una ruta que le lleve a algunas de las calas más recónditas de la zona: Cala Bóquer, Cala Sant Vicenç o Cala Murta.

Playas. Si su deseo es descansar al sol en playas paradisíacas, Pollença le ofrece ambas cosas. ¿Sabía que las playas del norte de Mallorca han sido escenario de películas como El Atlas de las Nubes o Perfecto Desconocido? Pollensa y sus alrededores han sido inspiración para pintores desde finales del siglo XIX. El paisaje en esta zona ofrece bellezas naturales como Formentor, el conjunto de calas de Cala Sant Vicenç, Cala Castell o Cala Bóquer. No hay que olvidar la playa de Puerto Pollença, a tres minutos del hotel.

Gastronomía. La oferta gastronómica del hotel va más allá de lo corriente, tenemos un objetivo muy ambicioso: la individualización del mayor número de platos. Todo ello redunda en un mejor servicio, más higiene, mejor sabor y en un ambiente relajado y tranquilo en el comedor.